Maduro da memoria y cuenta de una Venezuela que solo existe en su cabeza

DolarToday / Jan 16, 2022 @ 9:00 am

Maduro da memoria y cuenta de una Venezuela que solo existe en su cabeza

Maduro dijo que se lograron fabricar 500.000 casas en 2021, para llegar al total de 3.900.500 de edificaciones, construidas desde la creación de la Misión Vivienda Venezuela. Si de verdad construyó esa cantidad de viviendas el año pasado, significaría que se hicieron 1369 al día, 57 por hora, casi una por minuto, una acción humanamente imposible. Y más aún en las condiciones de las industrias de cemento del país

TalCual

Ante la Asamblea Nacional chavista, Nicolás Maduro presentó este sábado 15 de enero la Memoria y Cuenta de su gestión del año fiscal 2021. Con su nueva comparecencia, cumplió por segundo año consecutivo lo que le ordena la Constitución —algo que no hizo ante la Asamblea Nacional elegida en 2015— pero, como es costumbre, su discurso, que duró tres horas con 2 minutos , fue abudante en imprecisiones y mentiras.

Dijo que el año pasado se disminuyó la pobreza general en Venezuela, pasando de 18.4% en 2020 a 17.7%.

«La pobreza extrema se mantuvo al mismo nivel del 2020, en 4.1%. Nos propusimos para 2025 pobreza extrema 0%», señaló Maduro, contradiciendo los datos de la Encuesta Nacional de Condiciones de Vida 2021 (Encovi), que apunta a que en 2021 94,5% de la los hogares venezolanos estaba en situación de pobreza y 76,6% en pobreza extrema, que tuvo un alza de 8.9% en comparación con el año anterior.

Datos de las universidades dan cuenta de que esa pobreza extrema se traduce en que dos de cada 10 venezolanos, es decir el 24,5% de la población, se han quedado sin alimentos en su casa o han pasado un día o más sin comer. Somos, de hecho, el segundo país de América Latina en donde más gente pasa hambre, de acuerdo con la Organización de Naciones Unidas para la Alimentación y Agricultura (FAO).

Esa falsedad fue apenas una de las más de 10 que dijo.

Economía incongruente
«En el 2021 hemos logrado activar las fuerzas económicas reales de la sociedad venezolana, pasando por encima de circunstancias y activando los 17 motores de la agenda económica bolivariana alternativa», indicó Maduro en su memoria y cuento, porque sí, dijo más mentiras que verdades.

Se olvidó de uno de sus motores, el automotriz. No mencionó que con ocho carros ensamblados, Venezuela registró un desplome del 100% en la producción de vehículos en 2021, respecto a 2020, cuando se fabricaron 107, según informó Omar Bautista, presidente de la Cámara de Fabricantes Venezolanos de Productos Automotores (Favenpa).

En promedio en el país se ensamblaban 100 mil carros al año y en 2006 llegó a producir al menos 200.000.

Defendió que aumentó la producción petrolera de diciembre, y eso, a lo venezolano, es «sí, pero no».

La estatal Petróleos de Venezuela (Pdva) aseguró que el pasado 24 de diciembre, la producción alcanzó el millón de barriles diarios. Pero el promedio de ese año aún se encuentra un millón por debajo de la meta establecida por la administración de Nicolás Maduro a principios de 2021, y es 1,5 millones por debajo de la producción que reportaba el país en 2013.

¿Aumentó la escolaridad con menos alumnos?
«Hemos logrado superar el 90% de escolarización. Hemos superado el 84% de la educación pública en el marco de la educación general». Esa fue la frase descarada con la que abrió Maduro su rendición de cuentas sobre materia educativa.

Apenas en noviembre de 2021, la Universidad Católica Andrés Bello publicó el «Diagnóstico Educativo de Venezuela 2021» en el que se reveló que se redujo la escolarización en 15,6 % debido a que de 1,21 millones de niños, niñas y adolescentes abandonaron los planteles entre 2018 y 2021. La matrícula escolar pasó de 7,70 millones hace tres años a 6,49 millones el año pasado, una cifra que demuestra que en ese período se triplicó el número de alumnos que abandonó sus estudios anualmente, con una media de 400.000 cada año. ¿La principal razón? En el 78% de los casos la falta de comida en el hogar.

Incluso la Encovi lo resapalda: «Los datos son alarmantes e indican que, entre el período 2019-2020 y el año 2021, la cobertura educativa global (para las edades comprendidas entre 3 y 24 años) cayó cinco puntos porcentuales al pasar de 70% a 65% y comparado con 2014, que hubo cobertura de 73%, la caída es de 8 puntos porcentuales». Por donde se vean, esas cuentas no dan.

Mientras, apuntan que se ha producido una migración importante desde la educación privada a la educación pública, «imposible de atender por las instituciones estatales». Como consecuencia, hay un número importante de jóvenes que han quedado en un limbo, porque no tienen posibilidades de estudiar y tampoco tienen oportunidades para incorporarse en el mercado de trabajo con un empleo de calidad.

Maduro aegura refuerzo sin dosis para hacerlo
Según Nicolás Maduro, Venezuela tiene dosis suficientes para vacunar a toda la población. También para poner el refuerzo. Sin embargo, hasta el momento el país ha recibido, de acuerdo con datos actualizados de la Organización Panamericana de la Salud (OPS), 30.951.836 dosis, incluyendo la Sinopharm, Sputnik-V, Sinovac o los candidatos vacunales cubanos Abdala y Soberana 02.

Suponiendo que somos 28,7 millones de venezolanos, aún faltarían al menos 27.4 millones de dosis para que todos tengan un esquema de dos dosis aplicadas. La cifra se duplica si contabilizamos las terceras dosis.

Aún así, se atrevió a asegurar que el 95% del grupo de adultos mayores ya está vacunado, un dato impreciso tomando en cuenta que el organismo regional de salud dijo el 7 de enero que en el país se ha completado el esquema de vacunación de 11.608.305 personas, lo que representa 40,4% de los habitantes.

A las cifras de vivenda les falta cemento
Sobre la construcción de casas a través de la Gran Misión Vivienda Venezuela, el gobernante chavista dijo que se lograron fabricar 500.000, para llegar al total de 3.900.500 de edificaciones, construidas desde la creación de dicho programa habitacional.

Si de verdad construyeron esa cantidad de viviendas en 2021, significaría que se hicieron 1369 al día, 57 por hora, casi una por minuto, una acción humanamente imposible. Y más aún en las condiciones en que está el país.

Parece que Maduro no tomó en cuenta que la industria de la construcción en el país tuvo para ese año una paralización de 98,6%, según el presidente de la Cámara que agrupa al sector. Ignoró además que Sidor (Siderúrgica del Orinoco), donde se procen cabillas, produjo material al 3% de su capacidad, mientras que se alcanzó un millón de toneladas métricas de cemento, el 10% de la capacidad total instalada de la industria, de acuerdo con el presidente de la Federación de Trabajadores del Cemento, Orlando Chirinos.

 

¡COMPARTE EN TUS REDES SOCIALES!

arrow
 

Enviar por WhatsApp

 
 
 

 
¿Cuál es tu opinión?
 
 
*